El apoyo social. ¿Necesitas un abrazo?

A menudo pienso en el incalculable valor de esta revista gratuita que informa sobre temas de salud que a todos nos preocupan y nos ocupan. La revista Veritas. Un recurso que te ayuda a pasar un rato relajado/da mientras adquieres conocimientos en temas que antes te preocupaban y que ahora ya sabes cómo afrontar y cómo difundir al resto del mundo porque sientes que cada vez tienes más control, eres más autónomo/a a la hora de tomar las mejores decisiones, y todo gracias a lo que vas descubriendo un mes tras otro. ¡Sigue, no pares! Lo llaman crecimiento personal.

El apoyo social

El apoyo social es la suma de recursos psicológicos y materiales para ayudar a las personas a modificar la conducta y mejorar la gestión del estrés. Sentir apoyo social te ayuda a reducir el estrés, a tomar decisiones, a resolver problemas, a reducir la percepción de la importancia de una decisión o de un problema y eventualmente a desviar la atención de estos problemas.

Este apoyo social puede ser de diferentes formas:

  • Instrumental: Ayuda económica o en la labores diarias.
  • Informacional: Consejos, pactos o retos que sirven como herramientas para desarrollar una conducta activa a la hora de resolver la situación estresante.
  • Emocional: Me refiero a la empatía, el cariño, la tranquilidad y la confianza necesarias para poder expresarnos emocionalmente y lanzarnos.

La conducta de los humanos está influenciada por la inmunidad y por la microbiota del intestino, en ambos influyen la alimentación y otros factores. La alimentación equilibrada, el ejercicio físico, suficiente descanso nocturno, ejercicios como el yoga o la meditación son conductas que te podemos recomendar y que te servirán de apoyo para tolerar mejor el estrés.

Cuando no tienes apoyo instrumental ni informacional, el apoyo emocional se convierte en la mejor herramienta para potenciar nuestra resiliencia, aumentar la capacidad para enfrentarnos a una situación incómoda o estresante. Es curioso observar que las citocinas proinflamatorias, Il-6 y TNF-α, (inmunomensajeros) aumentan después de una discusión y se reducen tras recibir apoyo social.

Y es más, estos inmunomensajeros destinados a aumentar las inflamaciones, la angustia y la depresión aumentan incluso antes de que se produzca la discusión. Aumentan cuando estás expectante o angustiado por miedo a sufrir una situación agresiva o preocupante. Es decir, vivir una situación agresiva o desagradable y pasar miedo por temor a lo que pase o pueda pasar, produce el mismo resultado en nuestro organismo: inflamación. El psicólogo austriaco Paul Watzlawick lo ejemplifica con algunas anécdotas en el libro “El arte de amargarse la vida” explicando cómo nos afecta el estrés y porqué las cebras no tienen llagas en el estómago, a diferencia de los humanos.

Consciente de que para gestionar el estrés es importante contar con el apoyo de las personas en quien confías, yo te preguntaría: ¿Qué esperas de la gente que te rodea? ¿Qué esperas de la gente que te quiere, de tus hermanos, padres, abuelos, de tu pareja, de tus hijos o de tu gran amigo?

Tu vida solo la vivirás tú

Tu vida, concretamente los minutos que ahora te queden de vida, solo los vivirás tú, tú eres el protagonista y me pregunto qué grado de responsabilidad atribuyes a tu entorno en lograr que tu vida sea la que tú te propones que sea. ¿Qué grado de responsabilidad atribuyes a estas personas en lograr que tu vida sea feliz? ¿Qué esperas que hagan? Es probable que ya estés pensando en personas importantes. Ellos, con su apoyo, te pueden ayudar a reducir las citocinas proinflamatorias. ¿Pero, sabes cuál es el factor crítico de todo esto, y además, el que más te hará sufrir?

Tu percepción subjetiva de si recibirás la ayuda adecuada. ¿La ayuda que esperas se corresponde con el apoyo social y el cariño que recibes de las personas en quienes confías?

Las personas que aprecias o las que conviven a tu alrededor te ayudarán de la manera que ellos crean mejor, poco o mucho, ya sea en forma económica (instrumental) o con un consejo (informacional) pero a su manera. Puede pasar que no sea la manera que esperabas. Y ahora esta circunstancia se puede convertir en una nueva situación de estrés y preocupación.

El convencimiento de que recibes todo lo que esperabas y necesitabas de las personas que te rodean en el momento de enfrentar una determinada situación estresante condiciona tu conducta. Es una creencia subjetiva que te ayudará a evaluar la situación estresante como una situación mucho más fácil de gestionar, te ayudará a estar más tranquilo y disminuirá el estrés provocado por aquella situación.

Puede ser que sin querer, estas personas no te hayan recomendado la vía de solución más adecuada o te hayan dado un consejo equivocado, pero lo que realmente importa para sentir apoyo social es tu percepción, tu creencia y convencimiento de que saldrás adelante y tomarás una decisión mucho mejor con la ayuda encontrada. El apoyo social previene incluso el estrés crónico, la angustia y la depresión.

¿Conoces la evidencia científica publicada por el equipo de Rosengren sobre qué nos garantiza una mejor amortiguación del estrés? ¡Sigue leyendo!
Las personas que participaron en el estudio, que tenían más de 50 años y que habían vivido un elevado número de situaciones estresantes sin recibir apoyo social, mostraron un mayor riesgo de mortalidad en los 7 años posteriores a la situación de estrés vivida. En cambio, este riesgo se redujo entre las personas que recibieron un mayor apoyo emocional. Se trata del cariño, la empatía, la tranquilidad y la confianza. Vemos que nuestras emociones afectan a la inmunidad y al sistema nervioso, la base de la Psiconeuroinmunología.

¿Cómo te relacionas con las personas de tu entorno?

El equipo de investigadores de Cohen demostró en el 2015, que las personas que se enfrentan a conflictos sociales también son más propensas a padecer infecciones virales que las que no viven estos conflictos, esto si, siempre y cuando estas personas pasen por estos momentos adversos sin tener el apoyo emocional de su entorno. ¿Cómo tratas o cómo te relacionas con las personas de tu alrededor que sufren dolores o inflamaciones? Trata de reflexionar sobre el apoyo social que les brindas.

Piensa en las personas que conoces que hayan pasado una mala época y valora tu comportamiento, tu apoyo para ayudarlos a reducir las citocinas proinflamatorias que condicionarán un carácter más irritable y ansioso, que también les puede provocar estados depresivos o dolores crónicos. Apóyales, que te responderán con una mejor relación social. Así funciona, cuando se reducen las inflamaciones, el estado de ánimo de estas personas mejora y también su conducta.

Tu apoyo emocional es fundamental para rodearte de las personas que realmente quieres tener cerca. Da el primer paso.

¿Brindaremos este apoyo a todo el mundo? Madre mía, hay personas que necesitan arrastrarnos hacia sus vida y hacia sus conflictos porque sencillamente los protege a ellos, tendrán mejor inmunidad y menos infecciones. Las personas tóxicas te querrán a su lado. Sé cauteloso con este tipo de gente, es importante que vivas tu vida. Sabemos que las personas agresivas comparadas con las personas que no lo son, tienen niveles circulantes más elevados de citocinas proinflamatorias como la Il-6, Il-1β, el factor de necrosis tumoral (TNF, abreviatura del inglés tumor necrosis factor) y la PCR.

La depresión implica mayores niveles de Il-6, citocina inflamatoria. Y el estrés, la ira, el miedo y las emociones negativas también provocan la liberación de citocinas proinflamatorias y la activación del eje HHA y del eje simpático adrenomedular (SAM) que fabricarán hormonas de estrés como el cortisol, la prolactina, la hormona de crecimiento, la noradrenalina, la adrenalina … que modulará la actividad de los receptores hormonales de las células inmunitarias, reduciendo la actividad del sistema inmunitario.

¿Eres una persona sufridora y estás irritable con todo el mundo?

Si eres de los que aguantas situaciones desagradables a diario y no deseas continuar soportándolas, ahora que sabes que eso afecta a tu inmunidad, tu fatiga crónica, tu depresión y tu salud, te recomendaría que comunicaras a tu entorno, muy tranquilamente, que el tiempo que te queda de vida lo destinarás a tomar decisiones para mejorar tu inmunidad, prevenir inflamaciones y mejorar tu salud.

Cuando estés enfadado recupera este análisis de las citocinas y empieza a poner orden con quién quieres compartir lo que te queda de vida sin calificar el apoyo social que recibes de los otros, sencillamente acéptalo.

El cariño de la gente nos afecta (y el de los animales también).

Efectivamente el equipo de investigación de Cohen publicó en el 2015 un estudio realizado en humanos que nos dice: “Si recibes pocos abrazos durante las épocas estresantes o conflictivas de tu vida, tienes más riesgo de sufrir resfriados e infecciones virales por un debilitamiento del sistema inmunitario que si tienes la suerte de recibir abrazos muchos días”. ¿Qué te parece?

Me encanta ver a mis hijas como se abrazan con sus amigas, con nosotros, con los primos y los abuelos. Repartiendo cariño ayudan a que se reduzcan las citocinas proinflamatorias de todos y mejoran el estado de ánimo y la conducta de quienes las rodean…me encanta verlas cocinando su entorno saludable.

¡Y cómo explicar la fidelidad incondicional de los animales de compañía! Es interesante ver el efecto que tiene en los humanos el contacto con los animales de compañía.

Qué me dirías si te pregunto: ¿los mimos, lamidas y señales de alegría que recibes de tu mascota son buenas para tu salud en las épocas de estrés o tristeza? ¿Tienes un perrito en casa? Efectivamente, el cariño de los animales también nos cambia la manera de enfrentar la vida. Curiosamente se ha comprobado que especialmente durante las épocas de estrés social, las personas que están en contacto con animales, me refiero a animales de compañía que puedes tocar y abrazar, gozan de una mejor inmunidad que las personas, que aún estando con animales, no entran en contacto con ellos.

El cariño, la empatía, la tranquilidad y la confianza mejoran la inmunidad y nos alargan la vida.

Empieza el otoño… setas, granadas, boniatos y castañas. ¿Tomamos suplementos para aumentar la inmunidad?

Si estás leyendo estas líneas con tu perrito sobre el regazo o quizás comiendo castañas… ¡os hago llegar un fuerte abrazo!

¡Salud!

Bibliografía

Brain, Behavior, and Immunity https://doi.org/10.1016/j.bbi.2018.08.010
Resilience and immunity
Robert Dantzera, Sheldon Cohenb, Scott J. Russoc, Timothy G. Dinand.

Am. Psychol. 59, 676–684.
Social relationships and health.
Cohen, S., 2004.

In: Segerstrom, S.C. (Ed.), The Oxford Handbook of Psychoneuroimmunology. Oxford University Press, New York,, pp. 146–169.
Personality and human immunity
Cohen, S., Janicki-Deverts, D., Crittenden, C.N., Sneed, R.S., 2012.

Psychol. Sci. 26, 135–147.
Does hugging provide a stress-buffering social support? A study of susceptibility to upper respiratory infection and illness.
Cohen, S., Janicki-Deverts, D., Turner, R.B., Doyle, W.J., 2015.

Perspect. Psychol. Sci. 11, 456–463.
A stage model of stress and disease.
Cohen, S., Gianaros, P.J., Manuck, S.B., 2016.

CD4+CD25+ cells. J. Neurobiol. 66, 552–563.
Maladaptation to mental stress mitigated by the adaptive immune system via depletion of naturally occurring regulatory
Cohen, H., et al., 2006.

Chronic stress, glucocorticoid receptor resistance, inflammation, and disease risk.
PNAS 109, 5995–5999.
Cohen, S., et al., 2012.

Psychological stress, immunity, and physical disease. In: Sternberg,
R., Fiske, F., Foss, D. (Eds.),
Scientists Making a Difference: The Greatest Living Behavioral and Brain Scientists Talk about Their Most Important Contributions. Cambridge University Press, NY, pp. 419–423.
Cohen, S., 2016.

Types of stressors that increase susceptibility to the common cold in healthy adults.
Health Psychol. 17, 214–223.
Cohen, S., et al., 1998.

Comparte este artículo con los tuyos!

Deja un comentario

cuatro × 1 =

BLOG

El apoyo social. ¿Necesitas un abrazo?

Sentir apoyo social te ayuda a reducir el estrés, a tomar decisiones, a resolver problemas, a reducir la percepción de la importancia de una decisión o de un problema y eventualmente a desviar la atención de estos problemas.

Máster en PNIE

Máster en Psiconeuroinmunoendocrinología (PNIE), acreditado por SENMO https://www.youtube.com/watch?v=PNBU2eS1Tbc El Master en Psiconeuroinmunoendocrinología «Evidence Based» (PNIE), título propio de la Sociedad

Vivir con amigos difíciles: las cándidas

¿Cómo podemos saber si tenemos cándida? ¿Qué dieta debemos seguir para evitarlo? Te cuento como conocer los síntomas y las prevenciones de la cándida.

¿Cómo resuelves las inflamaciones? (Parte 2)

Para reducir las inflamaciones y los dolores crónicos es importante conocer las particularidades de la carne roja, de la carne blanca, del pescado, de los huevos, de los lácteos, ¿Dirías que la alimentación importa?

¿DÓNDE VISITAMOS?

INSTUTUT XEVI VERDAGUER OLOT
Av. Sant Jordi, 146
17800 OLOT (Girona)
 972 263 030
info@xeviverdaguer.com

INSTITUT XEVI VERDAGUER BCN
C/ Bruc, 151
08037 Barcelona
+34 626 71 47 70
933 95 99 40
reserva@institutxeviverdaguer.com
DUBTES:

coach@institutxeviverdaguer.com

MEDICINA MODERNA
Ctra. de Vic, 10
08241 Manresa
 938 752 550
info@medicinamoderna.eu

CENTRE SANITARI CAN MORA
Unitat de Medicina Bioreguladora
C/ Sant Jordi, 30-32 1r 5a
Sant Cugat del Vallès
 93 589 79 18
 626 48 00 22
integral@centrecanmora.com

INSTITUT XEVI VERDAGUER OLOT
Av. Sant Jordi, 146
17800 OLOT (Girona)
 972 263 030 
info@xeviverdaguer.com

INSTITUT XEVI VERDAGUER BCN
C/ Bruc, 151
08037 Barcelona
+34 626 71 47 70
933 95 99 40
reserva@institutxeviverdaguer.com
DUBTES:

coach@institutxeviverdaguer.com

MEDICINA MODERNA
Ctra. de Vic, 10
08241 Manresa
 938 752 550
info@medicinamoderna.eu

CENTRE SANITARI CAN MORA
Unitat de Medicina Bioreguladora
C/ Sant Jordi, 30-32 1r 5a
Sant Cugat del Vallès
 93 589 79 18
 626 48 00 22
integral@centrecanmora.com

© 2019 Xevi Verdaguer | Todos los derechos reservados ®