Hipotensión

La presión arterial es la fuerza con que circula la sangre por nuestras arterias después del latido de nuestro corazón.

Se consideran niveles de tensión arterial normal cuando se encuentra en los rangos de 130-90 mmHg (la máxima) y de 80-60 mmHg (la mínima).

Se considera hipotensión cuando tenemos niveles por debajo de 90-60 mmHg. La caída repentina de la PA en >20 mmHg se relaciona con síntomas de mareos, confusión, debilidad, visión borrosa y desmayos.

Causas de la hipotensión

Hipotensión ortostática (al ponerse de pie):

La hipotensión ortostática es una caída sostenida de la PA sistólica (mínimo 20mmHg) y de la PA diastólica (mínimo 10 mmHg) en los 3 primeros después minutos de ponerse de pie debido a un mal control cardiovascular en diferentes posiciones.

La postura ortostática se mantiene por la interacción del bombeo de los músculos esqueléticos, compensación neurovascular, efectos neurohumorales y la regulación de la irrigación cerebral.

El desajuste de estos mecanismos reguladores se puede alterar por diferentes motivos:

  • Enfermedades neurodegenerativas: Parkinson, demencias, diabetes…
  • Hipotensión postpandrial o después de comer. Recomendaremos hacer comidas más frecuentes y de menos cantidad, comiendo pequeñas porciones varias veces al día.
  • Hipotensión pos-glucosa. La dieta basada en hidratos de carbono refinados, azúcares, refrescos, estimulantes o edulcorantes que provocan hipoglucemias.

Los lípidos y las proteínas suelen causar una bajada muy ligera de la PA y  no representan ningún problema.

En estos casos, nos puede interesar tomar regaliz, estevia, canela y fenogreco para mantener la glucosa más estable en sangre, y evitar los alimentos que tienen una alta carga glicémica.

Embarazadas.

Síncope vasovagal: se produce por la estimulación reflejo del nervio vago, un nervio parasimpático, que provoca una reducción de la frecuencia cardíaca y una dilatación de los vasos sanguíneos que condiciona la mencionada hipotensión y los desmayos.

Ambas situaciones condicionan una disminución de la  irrigación cerebral que ocasiona el desmayo.

En un síncope vasovagal la primera medida que tenemos que tomar es levantar las piernas, evitar un ambiente agobiante y caluroso y comprobar que la persona recupera el conocimiento y respira normalmente. Si detectamos que no respira llamaremos a urgencias para que procedan con la reanimación cardiopulmonar.

El predominio de la actividad parasimpática que desencadena el síncope vasovagal puede estar provocado por:

  • La ansiedad, la estrés emocional y la depresión provocan una descompensación subclínica de la regulación de la PA.
  • La carencia de cortisol o fatiga suprarrenal: El cortisol es la hormona de estrés que mantiene la presión arterial y la función cardíaca. Una fatiga suprarrenal por estrés crónico puede provocar hipotensión.

Se puede medir con una analítica de saliva valorando “el índice de estrés adrenal”.

El tratamiento puede basarse en tomar ginseng siberiano (Eleutherococcus senticosus) o Ginseng coreano (Panax ginseng) para subir la presión arterial en caso de estrés o hipoglucemia.

  • Dolor intenso.
  • Cambios de altitud
  • Después de realizar ejercicios: Después de 30 minutos de ejercicio físico aeróbico se activan los receptores H1 y H2 de la histamina que provocan una  vasodilatación  y entonces la consecuente hipotensión pos-ejercicio.

Exceso de alimentos ricos en histamina.

Beber alimentos desaconsejables para la intolerancia a la histamina

Dieta sin sal: ¡Recomendamos incluir en la dieta las verduras del mar! … algas 3 veces/semana o bien sal marina moderadamente.

  • Insuficiencia venosa.
  • Fiebre (infección) o calor excesivoque provoca vasodilatación.
  • Hambre, defecación, micción, náuseas-vómitos
  • Olores desagradables, vómitos.

Deshidratación: ¿Por qué estamos deshidratados?

Puede ser por la falta de beber agua mineralizada o bien, por el abuso de medicamentos diuréticos, o diarreas, vómitos, el ejercicio físico o fiebre.

Beber 500 ml de agua hace subir la presión arterial en gente mayor (no lo hace en sujetos jóvenes) por factores humorales y neurales.

El agua de baja mineralización sólo está indicada en tratamientos de limpieza-desintoxicación pero desgraciadamente nos deshidrata y, por lo tanto, no es conveniente para las personas que tienen hipotensión.

Aconsejamos beber regularmente agua mineralizada o bien agua de baja mineralización mezclada con agua de mar (bebida isotónica).

  • La entrada de líquidos proviene del agua que bebemos, de la comida (especialmente de la fruta y verduras) y del metabolismo.
  • La pérdida de líquidos proviene de la piel, respiración, heces y orina.
  • Tenemos que orinar un mínimo de 500 ml/día.
  • Se recomienda beber agua cada día, 2 litros los hombres y 1,5 litros las mujeres.

Medicamentos, tóxicos y drogas:

Medicamentos vasodilatadores, diuréticos, antidepresivos, ansiolíticos, antipsicóticos, analgésicos.

Alcohol: provoca deshidratación.

Choque anafiláctico por una alergia: El tratamiento es noradrenalina a nivel hospitalario.

Hemorragia interna.

Helicobacter Pyloris: Afecta al 50 % de la población.

Esta bacteria que vive en el estómago y el duodeno puede provocar hipotensión pero también gastritis, ulceras de estómago y de duodeno, malestar abdominal, gases, náuseas-vómitos, infecciones, diabetes, HbAc1 elevada,  y cáncer de estómago o linfoma. La presencia de la bacteria se tiene que confirmar mediante pruebas específicas, por ejemplo, con el test de la ureasa con aire aspirado. El tratamiento a seguir incluye antibióticos naturales y/o una combinación de antibióticos alopáticos con protector de estómago.

Comparte este artículo con los tuyos!