Los alimentos son tu botiquín

Zum-zum, zum-zum. Es el zumbido de los mosquitos por la noche. ¿Te picarán? Si tienes la sangre dulce, seguro. Lo dice todo el mundo. Hace años que se asegura que los mosquitos sólo atacan a las personas con sangre azucarada. Ahora bien, ¿es cierto? “No, en lo más mínimo”, afirma contundente el psiconeuroinmunólogo, fisioterapeuta y posturólogo Xevi Verdaguer.

Los mosquitos tienen unos receptores en las antenas que detectan las personas que expiran más CO2 (dióxido de carbono) en su respiración normal. “A decenas de metros, los mosquitos hembras, las que pican, notan los flujos de CO2 y se van en picado”. Por eso, hay personas que no los pican nunca los mosquitos y a otros, siempre. “Incluso habiendo dormido juntos uno al lado del otro”.

Las personas que expiran más CO2, fuente de atracción de los mosquitos, siguen una alimentación acidificante, es decir comen proteína animal, cereales que no son integrales, beben alcohol, refrescos con dulces, bollería industrial y azúcares refinados (blancos). “Es extraño que a una persona vegetariana le piquen los mosquitos, porque los vegetarianos tienen un pH corporal alcalino y no expiran tanto CO2”.

A las personas que las pican los mosquitos pero no quieren renunciar a su dosis de proteína animal, “pueden acompañar el filete de ternera, por ejemplo, con una ensalada, con higos o dátiles y fruta, porque estos alimentos alcalinizantes les ayudará a compensar la dieta ácida, que hace extraer más CO2 y atrae en picado a los mosquitos”, continúa Verdaguer.

Aparte de la alimentación acidificante, el CO2 también lo expiran más las personas que hacen ejercicio físico muy intenso (frecuencia cardíaca alta) o personas sedentarias que tienen más ácido láctico en la sangre (acidosis metabólica). O las que duermen pocas horas o llevan un ritmo de vida muy estresante. En cambio, un ejercicio físico moderado, como un running suave, natación, bicicleta, caminar de manera ligera, aeróbica “no genera tanta expiración de CO2”.

Cuando el mosquito ya ha picado, hay quienes sufren una inflamación muy grande y roja, en cambio, otros, apenas tienen reacción.. “No es por culpa del mosquito, que estuviera más o menos rabioso, sino por la cantidad de histamina que hay en nuestro organismo y esto viene condicionado  en la mayoría de los casos,  por lo que comemos ”, asegura el psiconeuroinmunólogo Xevi Verdaguer.

Si ingerimos alimentos histamínicos, como las naranjas, la leche de vaca y derivados lácteos, el alcohol, la histamina de estos alimentos se añadirá a la histamina liberada por nuestras células provocada por la picadura del mosquito. Por consiguiente, la inflamación será grande y roja. “No quiere decir que los alimentos histamínicos no sean saludables, pero si el cuerpo no tiene bien las vías de degradación de la histamina, las acumula, y por eso se pondrá muy roja cuando hace ejercicio físico o tendrá mucha alergia en la primavera o hará defecaciones pastosas o tendrá dolores fuertes de regla”.

¿Lo sabías? (desglosado)

Una vez que los mosquitos han detectado a la persona que expira más CO2, la picarán en la zona de la piel donde están presentes las bacterias que más los atrae, que se concentran en las plantas de los pies y en las piernas. Nuestra piel tiene diez bacterias que emiten olores característicos. Nueve de estas 10 bacterias atraen a los mosquitos, y hay 5 que hacen disminuir la percepción de C02 que perciben los mosquitos a decenas de metros de distancia. Por eso, los mosquitos no pican en la boca, por ejemplo, porque al acercarse a la víctima hay estas cinco bacterias que anulan la percepción del CO2 que notaba el mosquito.

MOSQUITOS

Prevenciones:

·Repelentes naturales contra los mosquitos, como el aceite esencial de citronela, que se aplica directamente en la piel.

· Tomar alimentos con vitamina B1. La B1 también se puede tomar en sobredosis en suplementos (se elimina con facilidad por la orina y el sudor), porque el olor que desprenderá el cuerpo al eliminarla a través del sudor hará de repelente natural contra los mosquitos. Este sería un buen consejo para las personas que viajan a países con muchos mosquitos. Hay que decir que hay estudios que afirman que la B1 no es tan eficaz.

·Los alimentos con vitamina B1 son los cereales integrales, las legumbres, la levadura cerveza, la mayoría de frutos secos, los huevos, el lino y el sésamo. (un plato de mejillones y almejas es bueno acompañarlo con una rama de citronela, que es el repelente natural más eficaz contra los mosquitos). Una vez que te han picado, para calmar el escozor de la picadura, tenemos el aceite esencial de manzanilla, lavanda, árbol del té, eucalipto, Hamamelis, menta y perejil. Puedes escoger una o combinarlas diluyéndolas con  agua. También se puede aplicar vinagre de manzana y un trozo de cebolla directamente sobre la picadura como antihistamínico natural.

MEDUSAS

Cuando ya han picado:

· Aplicar agua de mar o suero fisiológico con vinagre o limón que ambos frenan la liberación de toxinas de los restos de medusa en la piel.

También va bien aplicar en la picadura un aceite esencial de árbol del té. O preparar uno, de aceite esencial, que sea una mezcla de agua, perejil, menta y lavanda, y aplicar en la picadura. Lo mismo sirve para las picaduras de mosquito.

· Para bajar el dolor de la picadura, también va muy bien la papaia, que es antihistamínica, antiinflamatoria y bactericida (hace que no se infecte). Se sabe que la papaya tiene una enzima, la papaína, que contiene estas tres características.

· Las medusas dejan en la piel restos de sus tentáculos, que contienen una toxina que provoca que nuestra piel libere histamina (dolor, picor y enrojecimiento). Por eso, es tan importante eliminar los restos de medusa de nuestra piel tan pronto como sea posible. No se puede hacer con las manos, ni con la toalla, ni con la arena ni con agua dulce ni con cubitos aplicados directamente encima de la picadura (sí aplicados dentro de una bolsa).

· Para extraer los restos de medusa, pasad por encima de la zona afectada de manera oblicua una tarjeta (tipo DNI o de crédito), así iréis arrastrando las púas, que dejarán de enviar el tóxico, que es lo que provoca la reacción histamínica.  Si lo hiciéramos con las manos, podríamos repartirlas por la piel o engancharlas a los dedos.

ABEJAS

· No hay ninguna evidencia científica que justifique que aplicar orina propia encima de una picadura de abeja sea eficiente, a pesar de la literatura popular que lo ha asegurado a lo largo de los años.

· El vinagre de manzana, por su contenido de ácido acético, sí que alivia y baja la inflamación de la picadura provocada por la abeja.

CAÍDAS

· Para bajar las inflamaciones de las caídas, hay que comer alimentos con vitamina D, omega 3 y vitamina A, cúrcuma y jengibre. El omega 3 se encuentra especialmente en el pescado azul. También está presente en las algas, las nueces, el lino y pescado blanco. La vitamina A se encuentra en el brócoli, la calabaza, la zanahoria o el mango. La vitamina D es abundante en los shitakes, el queso de cabra, la yema de huevo, la canela, el pescado azul. También va bien tomar el sol, porque los rayos solares estimulan la síntesis de vitamina D en nuestra piel. (fotografiado: un plato de atún y un plato de lubina con quinoa, un buen cereal para tener un pH alcalino).

El proceso de inflamación inicial dura 2 o 3 días y no debe hacer nada para contrarrestar sus efectos. Ni siquiera aplicar hielo. En caso contrario, habrá que ser consecuente, porque la resolución será más lenta, durará más. En cambio, si se deja que se inflame, “resistiendo” 2 días sin hacer nada (sin aplicar ningún antinflamatorio químico ni natural; sólo alimentos adecuados), a partir del tercer día cicatrizará y la inflamación empezará a bajar rápidamente. De la otra manera, puede ser que la resolución tarde hasta un mes o más.

· Cuando ha pasado la fase inicial de inflamación aguda, hay que comer alimentos con grandes dosis de ácido acetilsalicílico (aspirina), como son las zanahorias, el cilantro y las endrinas, en cualquiera de sus formas (zumos, enteros, aliñados). Y así los golpes y las inflamaciones se resuelven rápida y naturalmente.

Alimentos acidificantes (que atraen los mosquitos)

· Pickles

· Tomates crudos

· Verduras fermentadas

· Bollería industrial  y azúcares refinados y bebidas con edulcorantes y conservantes.

· Carnes (todas)

· Marisco

· Pescados en lata

· Cereales blancos (refinados)

· Pastelería con harina blanca refinada

· Pan blanco refinado

· Bebidas con gas

· Café, alcohol, tabaco

· Margarinas

· Sal refinada

· Productos lácteos de vaca y derivados

Alimentos alcalinos (que no atraen los mosquitos)

· Toda la verdura cruda especialmente

· Ajo

· Apio

· Brócoli

· Cebada

· Zumo de verduras

· Espinacas crudas

· Perejil

· Higos secos

· Mijo

· Miel

· Toda la fruta especialmente el limón

 

Alimentos histamínicos, que intensifican la picadura de mosquitos y medusas

· Naranja, limón, kiwi, piña, plátano, fresa

· Vaca: leche y derivados

· Soja: leche de soja y derivados (miso, tempe, tamari, tofu…)

· Café, té, alcohol, cerveza, vino, vinagre y confitados

· Pescado azul y marisco

· Cerdo y embutidos y carne de la nevera de más de 48 h

· Trigo y derivados

· Tomate, pimiento, berenjena, patata, espinacas y acelgas. Verduras fermentadas, como el chucrut

· Azúcar blanco y aditivos (glutamato o E-621, aspartamo, helados, pasteles, golosinas)

· Clara del huevo

Alimentos bajos en histamina, que bajan la picadura de mosquitos y medusas

· Manzana, pera, mango, coco, lichis, granada, uva, melón, sandía, frutas del bosque, higos, melocotón, cerezas, albaricoques, nectarinas

· Leche de arroz, de sésamo, de coco, de avena, leche de yegua, leche de cabra o de oveja

· Queso de oveja o de cabra fresco

· Yogur de oveja o de cabra

· Pan de espelta, pasta de espelta, harina de espelta

· Azúcar integral, estevia o miel

· Infusiones de hierbas que no contengan teína

· Pescado blanco (lenguado, rape, merluza, bacalao, calamares, pulpo, sepia, congre, rodaballo, lubina, etc.)

· Lechuga, endibias, escarola, berro, canónigos, rúcula, coles de Bruselas, coliflor, col lombarda, brócoli, brócoli blanco, alcachofas, zanahoria, boniato, pepino, ajo, cebolla, puerro, calabacín, calabaza, espárragos, remolacha, judía, nabos, rabanitos

· Cordero, ternera, conejo, jabalí, pollo, pavo

· Yema de huevo

· Algas

· Legumbres

 Un artículo en colaboración con Trinidad Gilbert

Comparte este artículo con los tuyos!