No es cuestión de dietas, ¡come mejor!

30 de diciembre de 2021

No es cuestión de dietas, ¡come mejor! Este debe ser uno de tus propósitos del nuevo año.

¿Cómo podemos limpiar nuestro organismo después de los excesos navideños? No es cuestión de dietas…

Los excesos alimentarios y alcohólicos no se reflejan solamente en la báscula, también en el organismo, que envejece con mayor rapidez.

De aquí que, ante el propósito de portarnos bien después de las fiestas, la propuesta habitual suele ser dietas de régimen.

La solución no consiste en portarse bien 15 días para que esos kilos de más desaparezcan y ya estemos listos para el próximo atracón.

No es cuestión de dietas, debemos comer mejor.

Debemos optar por una alimentación sana y equilibrada que active la proteína que generan los antioxidantes propios del organismo, que a su vez, son los verdaderos escudos protectores contra el envejecimiento prematuro de las células y frente a los tóxicos ambientales.

Y, además, con su ayuda conseguiremos que nuestras digestiones mejoren.

No es cuestión de tomar antioxidantes en forma de complementos vitamínicos, así no incrementarás la propia actividad antioxidante que tiene tu cuerpo.

Los alimentos que aumentan la capacidad del gen generador de antioxidantes (llamado NRF2) se pueden dividir en dos tipos:

Los primeros son los que contienen quercetina, como por ejemplo el alforfón, el té verde, las uvas, la manzana, la cebolla y las endrinas, entre otros.

Así que, una propuesta ideal para desayunar podría ser una tostada de alforfón con endrinas y un zumo de uvas o una manzana. Un café igualmente funcionaría bien, porque la cafeína también hace poner en marcha el gen antioxidante: podrías tomar dos cafés o dos tés al día, pero esta es una recomendación general, que se tendría que concretar según la tolerancia de cada uno a la cafeína.

El segundo grupo de alimentos son los que están compuestos por astaxantina, un carotenoide que se encuentra en microorganismos y animales marinos, y que le da los pigmentos rojizos al salmón, los crustáceos, las gambas, las cigalas…

Por lo tanto, una buena propuesta para comer y para cenar sería una sopa de cangrejo y salmón a la plancha, de segundo plato.

Los platos con pescado y crustáceos aumentan la capacidad del gen generador de antioxidantes.

A la hora de cenar, se recomienda optar por las crucífieras (col, coliflor, col lombarda, brócoli) porque contienen sulforafán, otro de los componentes necesarios para el alimentacióń antioxidante.

Puedes preparar un caldo con brócoli y cebolla. Y si eres de lo que sufres la sensación de tener la barriga hinchada, lo ideal es un caldo de nabo, apio, perejil y limón. Los cuatro ingredientes son diuréticos, y van bien si los tomamos por separado o combinados con las verduras crucíferas en forma de crema.

Otros alimentos que activan el gen antioxidante son la cúrcuma y el curry, que se pueden aplicar a los platos como condimentos.

También hay que añadir todos los alimentos que contienen omega-3, como  las algas, el pescado azul, el marisco y el pescado blanco.

Evitar los alimentos procesados

Debemos volver a la simplicidad de la comida para que el hígado y los riñones descansen después de unos días de excesos.

La simplicidad no es otra que consumir alimentos que no sean procesados: frutas y verduras, sobre todo las de hoja verde, son las primeras recomendadas, porque aportan una sensación saciante, y a la vez contienen fibra, necesaria para limpiar nuestro organismo.

Optar por proteínas de alta calidad: pescado, sobre todo el pescado azul, y limitar el consumo de carne roja.

Las legumbres, como fuente proteica de alto contenido en fibra y saciantes, se convierten en indispensables en una alimentación saludable y equilibrada

También es muy importante beber  líquidos, ya sea en forma de agua, infusiones, zumos naturales o caldos…para limpiar los riñones.

En cuanto a los cereales que sean integrales y limitemos el consumo de pan, con alto índice glucémico.

Llena tu cesta de la compra de productos frescos y de proximidad, planifícala semanalmente y cada vez te será más sencillo ir cambiando tus hábitos.

¡Tienes muchísimas posibilidades en una dieta saludable!

¡Feliz vuelta a la rutina!

Últimos artículos publicados

El virus Epstein Barr. ¡Mantengamos a la fiera dormida!

17 de enero de 2022

Estos días es noticia el virus Epstein Barr. ¡Mantengamos a la fiera dormida! Se trata de un virus con una expansión increíble en este mundo ya que infecta prácticamente a toda la población. La infección aguda por Epstein Barr (EBV) suele ocurrir durante la niñez causando una infección leve, generalmente asintomática, aunque también puede ocurrir […]

No es cuestión de dietas, ¡come mejor!

30 de diciembre de 2021

No es cuestión de dietas, ¡come mejor! Este debe ser uno de tus propósitos del nuevo año. ¿Cómo podemos limpiar nuestro organismo después de los excesos navideños? No es cuestión de dietas… Los excesos alimentarios y alcohólicos no se reflejan solamente en la báscula, también en el organismo, que envejece con mayor rapidez. De aquí […]

Alimentos prebióticos para mejorar la salud intestinal y la microbiota

25 de octubre de 2021

Prebióticos: salud intestinal y microbiota El consumo de alimentos prebióticos para mejorar la salud intestinal y la microbiota es fundamental en nuestro día a día. En este post analizaremos qué alimentos de nuestra dieta diaria incluyen prebióticos. Sabemos que los hábitos de vida, dónde incluimos una buena alimentación pueden modular y/o modificar nuestra microbiota. Y […]