Tengo ardor de estómago. ¿Qué hago?

El ardor de estómago es un sufrimiento digestivo que afecta a millones de personas. Además, un 20 % de estas personas sufrirán reflujo al menos 2 veces por semana y experimentarán regularmente digestiones lentas, pesadas, tendrán eructos y también gases.

Medicamentos antiácidos

El consumo de medicamentos antiácidos como el Omeprazol, Ranitidina (u otros de la misma familia) se ha extendido en los últimos 30 años y se recetan con tanta facilidad como el que va a beber agua a la fuente.

¿Creéis que son seguros estos medicamentos?

Realmente, algunas personas obtienen una mejoría momentánea del ardor y del reflujo tomando la pastilla, en lugar de resolver el origen del problema … pero sabéis  ¿qué precio pagáis? No hablo del dinero que dejáis en la farmacia y engordan la industria farmacéutica sino de las consecuencias para vuestra salud que os traerá consumir algún que otro medicamento para resolver un problema de salud añadido.

¿Te sorprende que el consumo de omeprazol se acompañe de temblores y falta de memoria?

Se ha demostrado que los antiácidos provocan, a largo plazo, problemas de concentración, memoria, eccemas o dermatitis, asma y neumonía, cáncer de estómago y de colon, hormigueo en las manos, contracturas musculares crónicas, ansiedad y depresión, fatiga crónica, anemia por falta de hierro, cara pálida y temblores en las manos.

Mírate los dedos de la mano atentamente e intenta dejarlos muy quietos. ¿tiemblan?

Caray, ahora piensa en resolver tu problema del estómago si no quieres que la situación empeore.

La acidez del estómago

La creencia popular de que el ardor de estómago es por culpa de exceso de ácido clorhídrico es lo primero que queremos aclarar.

Se ha evidenciado que la acidez de estómago y el reflujo son causados ¡por la falta de ácido en el estómago!  No por el exceso de ácido.

Estas personas con falta de ácido en el estómago dicen: “Cuando acabo de comer me siento muy hinchado… pero mejoro al cabo de un par de horas”.

Por lo tanto, trataremos la falta de ácido clorhídrico en el estómago facilitando su fabricación a nivel del estómago.

El omeprazol es una gran traba. Reduce todavía más el ácido del estómago y no sólo no resolverá nunca el problema sino que además cronifica la situación de hiperclorhidria.

Los motivos del hipoclorhidria pueden ser variados desde el estrés mantenido,  la intolerancia al gluten, a la fructosa o a la presencia de la bacteria Helicobacter Pyloris.

La falta de ácido en el estómago sea por culpa del omeprazol o cualquiera de los otros  motivos mencionados condicionará una mala digestión de las proteínas y mala absorción de la vitamina B12, B9, zinc, calcio y hierro. Y consecuentemente, estas carencias conllevarán múltiples problemas de salud.

Consejos

Tenemos que recuperar la acidez del estómago empezando por unos consejos tan importantes como básicos:

  • Evitar el consumo de líquidos durante  la comida. El agua diluye la concentración de los ácidos del estómago.
  • No tomar nunca ni fruta ni agua o infusión de postres. El agua diluye la concentración de los ácidos del estómago.
  • Tomar un zumo de limón antes de cada comida diluido con un poco de agua.

Recomendamos tomar diariamente:

  • Vinagre de manzana con la ensalada, por ejemplo.
  • Regaliz.
  • Alimentos amargos: como el hinojo, genciana, jengibre, diente de león, comino, alcachofa, cardo, ausenta, menta, lúpulo… con la comida o infusión.

Los amargos estimulan la fabricación de ácidos en el estómago y también otras enzimas digestivas.

La suplementación de extractos o aceites esenciales de estas plantas es mucho más eficaz y recomendamos  que un profesional especializado en medicina integradora sea quién le indique la mejor opción para cada caso.

El consumo regular de los alimentos protectores de las mucosas gástricas como la cúrcuma, aloe vera o regaliz y de alimentos ricos en bacterias sanas que denominamos probióticos, también  ayudarán a mejorar las digestiones:

Chucrut, kombucha, kéfir, yogur, miso, tempeh…

Finalmente…

querría aclarar que cuando los pacientes nos dicen: “tengo ardor de estómago pero mejoro después de comer”, es necesario ponerse en manos de un profesional cualificado. Estos pacientes ¡sí que tienen exceso de ácido en el estómago! En estos casos hay que realizar pruebas específicas para descartar inflamaciones o infecciones por bacterias o parásitos en el estómago que justifiquen un tratamiento específico y personalizado. Huyendo siempre de los antiácidos que no resuelven nada de nada.

Foto: Wikipedia

Comparte este artículo con los tuyos!

Deja un comentario

11 + dieciseis =