Com és la teva caca? Mira aquí
Menu
Menu
Menu

¿Tienes alergia o eres intolerante a la aspirina?

tens-alergia-intolerant-aspirina

Xevi Verdaguer

Psiconeuroinmunólogo, nutricionista y fisioterapeuta. Ayudo a personas como tú a recuperar tu salud a través de la PNIE y otras disciplinas.

¿Qué aprenderás?

Si tienes alergia a la aspirina, a partir de hoy tu vida cambiará. Y si tienes intolerancia a la aspirina, también.

Tengo alergia a la aspirina”, me dicen algunas personas que después de tomar una aspirina tienen una reacción aguda del sistema inmunitario (enfermedades respiratorias exacerbadas por la aspirina, AEDR) que desencadenan asma, rinitis y a otros niveles corporales, urticaria, irritación del intestino, dolor de cabeza o migrañas. Otras personas me dicen: “Xevi, tengo asma crónica, urticaria, rinitis e irritación crónica del intestino, no lo entiendo, ¿qué puedo hacer?” Me explican de diferente manera lo que hoy compartiremos.

Intolerancia a la aspirina

Efectivamente, es muy posible que tengas intolerancia a la aspirina, es decir, intolerancia al ácido acetilsalicílico (AAS) y sufras problemas inflamatorios e histamínicos de manera crónica sin saber que podemos solucionarlos. El tratamiento sintomático a base de cortisona o antihistamínicos químicos o naturales no resuelve el problema, solo la crisis de aquel momento.

El ácido salicílico es una fitohormona producida por una gran cantidad de plantas, y también lo encontramos comercialmente en las farmacias con el nombre de aspirina. Sus derivados se denominan comúnmente salicilatos.

¿Quién no conoce la aspirina? La aspirina (o ácido acetilsalicílico (AAS)) es un medicamento antiinflamatorio de la familia de los salicilatos que a menudo utilizamos para calmar el dolor, reducir la inflamación, la fiebre, para “aclarar la sangre” o como protector de los vasos sanguíneos. La aspirina tiene otras bondades, está asociada a un riesgo disminuido de sufrir preclampsia y cáncer colorrectal, de esófago, estómago, ovario, mama y de pulmón. Una vez que ingerimos la aspirina, se absorbe en el intestino y cuando llega al hígado, en menos de 15 minutos, se metaboliza en salicilatos (99 %).

¿Sabías que muchas plantas también fabrican ácido salicílico? Las plantas lo fabrican como mecanismo de defensa propio para producir calor y protegerse de las bajas temperaturas, de los patógenos o de condiciones oxidativas. Qué sabia es la naturaleza.

Si no eres intolerante, estos alimentos nos ofrecerán los mismos beneficios que la aspirina. Está presente especialmente en frutas, verduras y diferentes especias. Los alimentos ricos en salicilatos tienen los mismos beneficios que la aspirina… y los mismos inconvenientes para las personas con intolerancia o alergia a la aspirina.

Tras el análisis químico de los alimentos reportado por diferentes investigadores hemos visto que los alimentos con mayor contenido de salicilatos aportan grandes beneficios para la salud debido a que cumplen la misma función que la aspirina. Sorprendente, ¿no?

El consumo mundial de aspirinas es de aproximadamente 40 000 toneladas/año, que son unas 50 000-120 000 millones de pastillas anuales. Unas 100 millones de aspirinas/día. Alucinante.

¿Eres alérgico a la aspirina?

Diferentes investigadores nos dicen que un 2,5 % de la población europea tiene una hipersensibilidad a los salicilatos no alérgica (no por IgE). Es decir, que al comer alimentos ricos en salicilatos estas personas sencillamente copiarán reacciones alérgicas que se definen como seudoalergia porque los síntomas son los mismos.

La intolerancia a los salicilatos no es una respuesta inmunitaria pero igualmente activará células del sistema inmunitario como los basófilos, eosinófilos y mastocitos, y desencadenará patologías muy parecidas a las alérgicas, manifestándose especialmente a nivel respiratorio (42-88 %).

  • Suelen desencadenarse por este orden:
  • Rinitis, “goteo de la nariz” o congestión nasal.
  • Estornudos.
  • Anosmia o hiposmia (presente en el 89 % de los intolerantes a la aspirina): Es la pérdida total o parcial del olfato.
  • Rinosinusitis (presente en un 99 % de los intolerantes a la aspirina).
  • Pólipos nasales.
  • Asma bronquial o broncoespasmo sibilante.
  • Enrojecimientos en la piel, picores, urticarias, erupción cutánea, piel atópica o angioedema (manifestaciones cutáneas presente en un 10-20 %).
  • Náuseas, vómitos, diarreas (manifestaciones gastrointestinales presentes en un 18 %).
  • Inflamaciones intestinales. (Según estudios de Raithel et. al. presentes en un 2-7 % de las intolerancias a los salicilatos).
  • Conjuntivitis, dolor de cabeza, hipotensión, pérdida de conciencia (manifestaciones presentes en un 8-15 %).

Si ahora ya sabes que la aspirina (o el ácido acetilsalicílico (AAS)) y muchos alimentos contienen salicilatos, te será fácil imaginar qué sucederá si una persona que tiene alergia a la aspirina come regularmente estos alimentos ricos en salicilatos.

¡Es pura lógica! Si eres alérgico a la aspirina y comes alimentos ricos en salicilatos tendrás continuamente los mismos síntomas alérgicos que cuando tomas una aspirina. Vuelve a mirar la lista.

Muchas personas piensan que padecen de rinitis y alergias crónicas, y quizás, lo que realmente les pasa es que tienen intolerancia a los salicilatos. A menudo me explican que los resfriados les duran muchos más días que al resto de la gente.

¿Cómo sospechar que eres intolerante a los salicilatos?

Te preguntaría: “¿Te sientan mal el brócoli y la coliflor?”  “¿Te sientan mal el arroz y el alforfón?” ¿Y los cacahuetes? Todos ellos contienen muchos salicilatos.

También te preguntaría si a menudo necesitas antihistamínicos por causa de rinitis crónica, o quizás cortisona y/o broncodilatadores para el asma. O si ya te has operado de los pólipos nasales. O si has perdido el olfato. ¡Ah! “¿Qué tal las digestiones?” Seguramente tienes inflamaciones en el intestino, heces pastosas y muchos gases. Y respecto a la piel, “¿tienes picores?” “¿urticarias?”

Nada de esto es crónico. ¡Manos a la obra!

Tengo que decirte que si eres alérgico a la aspirina y dejas de comer estos alimentos que contienen salicilatos, tu vida podría cambiar.

Las principales fuentes alimentarias son:

  • Frutas (39,97 %)
  • Verduras (31,82 %)
  • Bebidas no alcohólicas (10,72 %)
  • Especias (6,86 %)
  • Alcohol (5,68 %)

Comparado con las personas que siguen una alimentación omnívora, los vegetarianos tienen niveles altísimos de ácido salicílico en sangre (sin tomar aspirinas), niveles que son comparables con los encontrados en personas que toman 75 mg de aspirina cada día. (Lawrence et. al., 2003).

Los salicilatos de los alimentos pueden tener los mismos beneficios que la aspirina y los mismos síntomas adversos para los alérgicos a la aspirina. Por lo tanto, es muy importante saber en qué alimentos y en qué cantidades encontramos los salicilatos para poder seguir una alimentación adecuada, según si eres alérgico o no a la aspirina.

Algunas personas con hipersensibilidad a los salicilatos tienen grandes reacciones adversas incluso consumiendo pequeñas cantidades.

La información sobre el contenido de salicilatos en los alimentos es muy importante para las personas alérgicas o intolerantes porque los efectos son dosis dependientes, es decir, cuanto más comemos mayores serán sus efectos adversos.

Dieta baja en salicilatos (The low-salicylate diet)

* Los niveles de salicilatos no son constantes, varían en función de diferentes factores, tales como las técnicas de producción (convencional versus orgánica), el origen geográfico y las condiciones de crecimiento, la variedad de la planta, la edad de la planta (joven versus más vieja), la parte de la planta (hoja versus raíz), las variaciones asociadas a las estaciones del año, el tiempo de almacenamiento del alimento y la técnica culinaria utilizada.

Por lo tanto, en estas listas de alimentos que os presento a continuación pueden surgir discrepancias según la fuente que sea consultada.

Niveles de ácido salicílico*AltoVariableBajo
VegetalesEndibias, alfalfa, brócoli, achicoria, rábano, lechuga romana, guisantes, tomates (secos).Alcachofa, remolacha, brócoli (cocinado), coles de Bruselas, coliflor, acelga, tomate cherry, guindilla, pepino, berenjena, ajo, jengibre, setas, olivas, cebolla, pimiento, pepino fermentado, patatas, lechuga, lechuga romana, espinacas, tomates y calabacín.Espárragos verdes, remolacha, col, judías, lentejas, soja, zanahoria, apio y lechuga tipo iceberg
FrutasManzana, aguacate, arándano azul, moras, arándano rojo, grosella, guayaba, ojo de dragón, orejones, piña, pasas, frambuesas y fresas deshidratadasManzana, melocotón, moras, cerezas, higos secos, uva, kiwi, limón, mandarina, mango, nectarina, naranja, fruta de la pasión, melocotón, pera, sandía y pomeloLima, papaya, banana, higo, pomelo y pera (enlatada)
Hierbas, especias y condimentosCurry, cúrcuma, pimienta de Jamaica, laurel, canela, clave, comino, fenogreco, ajo en polvo, jengibre, menta, mostaza, orégano, pimienta roja, romero, tamarindo, tomillo, vainilla, olivas, miel y melaza.Albahaca, hummus, miel, vinagre, menta, tabasco y salsa inglesaPolvo de cacao, cilantro, perejil, azafrán, sal y salsa de soja
BebidasZumos de manzana, de naranja, de arándano, de piña y cervezaCerveza, coca-cola, café, té y vinoRon, tequila, vodka, whisky
Cereales y semillasAlmendras, nueces de Macadamia, cacahuetes, piñones y pistachosMaíz, coco, avellanas, nueces pecanas, semillas de sésamo, de girasol, nuecesCebada, avena, arroz, centeno, trigo y anacardos
OtrosSobrasadaCarne (ternera, cordero, cerdo), aves de corral, pescado, huevos y productos lácteos.

Font: Review artículo. Aspiren exacerbated respiratory disease: Current topics and trends . José Carlos Rodríguez-Jiméneza,1, Fernanda Judith Moreno-Paza,1, Luis Manuel Teránb, Eduardo Guaní-Guerraa,

Trucos para tener menos salicilats

  • Si comemos alimentos ricos en capsaicina, como el pimiento picante, un poco antes o en el momento de ingerir alimentos ricos en salicilatos, conseguiremos reducir la biodisponibilidad de los salicilatos y por tanto reducir sus efectos adversos en las personas intolerantes (los alérgicos a la aspirina).
  • La fruta deshidratada tiene mayor contenido de salicilatos (pasas, dátiles, ciruelas, higos secos u orejones).
  • Si hervimos las verduras con agua, los salicilatos que son muy volátiles se evaporan y las verduras contendrán menos salicilatos.
  • Si pelas las frutas y las verduras tendrás menos salicilatos porque es precisamente en la piel donde están más concentrados.
  • El tomate fresco tiene menos salicilatos que el tomate seco y la pasta de tomate del Ketchup o del zumo de tomate.
  • Hay algunas verduras que no contienen salicilatos como la berenjena y el calabacín.
  • Cuento con el efecto acumulativo de varios alimentos ricos en salicilatos.

Todos somos diferentes y mereces que te realicen un estudio personalizado para entender el por qué te sucede esto, que no puedas eliminar correctamente los salicilatos y ahora sufras problemas en la piel, trastornos respiratorios, digestivos o dolor de cabeza. Las enzimas de nuestro hígado son las responsables. Es necesario ponerse en manos de un especialista en Medicina Integradora para comprobar qué enzima está limitando la eliminación correcta de los salicilatos.

Necesitas valorar: La sulfatación, la glucoronización o la conjugación con glicina.

El tratamiento para las personas intolerantes a los salicilatos se basará en:

  • Reducir alimentos que desencadenen la respuesta inflamatoria.
  • Tratar la enzima del hígado que tiene una función insuficiente (glicina, sulfatación o glucoronización)
  • Reintroducir cantidades crecientes de alimentos que contengan salicilatos, una vez mejorada la actividad de las enzimas.

¡Y ya está!

En 6 semanas comprobarás como los síntomas alérgicos (rinosinusitis, asma bronquial, urticarias), migrañas o colon irritable empezarán a desaparecer.

¡Salud!

 Bibliografia

Xevi Verdaguer

Psiconeuroinmunólogo, nutricionista y fisioterapeuta. Ayudo a personas como tú a recuperar tu salud a través de la PNIE y otras disciplinas.

¿Qué aprenderás?

Tu caca, ¿flota o no flota?

A mucha gente le da risa cuando hablo que si las cacas flotan, o de si son pastosas o duras, si huelen o no...
Les hace gracia.

Pero cuando entienden la importancia que tiene esto, no sólo ponen más atención a lo que aparece cada mañana en la taza de su inodoro, sino que empiezan a preocuparse por cómo son las cacas de la gente que más quieren. Curioso, ¿no?

He grabado un audio en el que, en menos de 3 minutos, sabrás cómo debería ser la caca perfecta y qué puede ir mal a tu cuerpo si no es así.
ENVÍAME EL AUDIO
Xevi verdaguer historia

Relacionados

arrow down
cartcross