Una copa de vino o una cerveza diaria te garantizan un futuro incierto

Cuánto alcohol (etanol) puedes beber cada día?

El consumo responsable de alcohol recomendado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) hace referencia a ciertos límites que pueden perjudicar nuestro hígado, los triglicéridos, colesterol, o nuestra salud mental y provocar  otros problemas más graves a largo plazo. Nos indican que los hombres no tenemos que superar los 30 gramos de alcohol/día y, en el caso de las chicas, no superar los 20 gramos/día.

Pero hoy no hablaremos de si aguantas mucho o poco cuando tomas alcohol o sobre los niveles de alcoholemia para conducir el coche, por ejemplo. El consumo de alcohol hace aumentar los estrógenos dentro de tu cuerpo y esto te puede amargar la vida. Y lo hace en dosis muy menores de las cuales nos pensábamos que fueran peligrosas.

El consumo de alcohol hace aumentar los estrógenos dentro de tu cuerpo

Según el estudio de Terryl J.H. et al. publicado en enero del 2016, el consumo de alcohol aumenta los estrógenos en sangre y varía según el tipo y la cantidad de bebida alcohólica consumida.

Estudios recientes nos indican que tenemos que hilar mucho más fino que lo recomendado como dosis seguras por la OMS porque el alcohol que ingerimos aumenta los estrógenos (hormona femenina), y afecta su metabolismo.

¿Quieres saber qué quiere decir que tienes demasiado estrógenos? Te afectarán a muchas funciones corporales y nosotros lo explicamos así:

  • Estoy más impaciente que nunca.
  • Mis pechos se me hinchan y los tengo más gordos. No me pueden abrasar.
  • Tengo las mamas fibrosas.
  • No me puedo poner los anillos.
  • ¿Estás muy mandón?
  • ¿Estás muy cansado?
  • ¿Tienes contracturas y rampas?
  • No me puedo poner los zapatos.
  • Tengo irregularidad menstrual
  • Tengo grandes coágulos durante a la menstruación.
  • Me estoy engordando y no sé por qué.
  • Tengo piedras en la vesícula biliar.

Una ingesta excesiva de alimentos o bebidas que aumentan los estrógenos dentro de tu cuerpo puede condicionar un mayor riesgo de sufrimientos o enfermedades derivadas del exceso de estrógenos:

  • Mamas fibroquísticas
  • Miomas
  • Dolor premenstrual
  • Ansiedad o depresión.
  • Colon irritable, alergias, dolor de cabeza o migrañas.
  • Contracturas, dolor articular crónico y enfermedades autoinmunes.
  • Cáncer de mama, de endometrio, de colon o de próstata.
  • Hemorroides, infarto cardíaco o ICTUS cerebral.
  • Se ha evidenciado en estudios epidemiológicos que el consumo de alcohol en mujeres pre y posmenopáusicas están asociados a un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama.  ¡No estamos hablando de personas alcohólicas!

El alcohol afecta nuestra salud hormonal a partir de cantidades muy pequeñas. En múltiples estudios epidemiológicos se asocia el consumo regular de alcohol con un mayor riesgo a sufrir cáncer de mama.

Beber > 10 gramos de alcohol al día hace aumentar en un 20-26 % los niveles de estradiol en sangre comparado con las personas que no consumen alcohol.

Se precisa, en un metanálisis del 2010, que el consumo de 10 >gramos de alcohol cada día se correlaciona con un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama en un 9 % en mujeres premenopáusicass y en un 8 % en mujeres posmenopáusicas.

¿Sabes cuántos son 10 gramos de alcohol cada día?

Es lo que muchas personas se toman regularmente. ponemos ejemplos. ¿Creías que una pequeña copa de vino diaria era algo saludable y seguro para todo el mundo? Tendremos que ser cautelosos porque la ciencia no nos dice lo mismo. Te enseño a calcular los gramos de alcohol que te tomas.

Recuerda: No tenemos que pasar los 10 gramos alcohol al día para mantener equilibrada tu salud hormonal. ¡Mira cómo te afecta el tipo de alcohol y su cantidad! Porque una copa de vino no es el mismo que dos copas de vino. Y una copa de vino no es el mismo que un gintónic.

Gramos de alcohol= (Graduación alcohólica x 8) x (cantidad consumida en L)

P. ej., una copa grande de vino (200ml) de 13 grados = 13 x 8= 104 x 0,2 litros = 20,8 gramos de alcohol.

  • Una copa de vino (100ml) de 13 grados = 10,4 gramos de alcohol

P. ej., una caña de cerveza (250ml) de 4,5 grados = 4,5 x 8= 36 x 0,25 litros = 9 gramos de alcohol.

  • Una lata de cerveza (33 cl) de 5 grados= 13,2 gramos de alcohol.
  • Una copa de cava (100ml) de 12 grados= 9,6 gramos de alcohol.
  • Una copa de whisky (50ml) de 42 grados= 16,8 gramos de alcohol.
  • Una copa de ginebra o ron  (50ml) de 40 grados= 16 gramos de alcohol.
  • Un vaso de sangría (200ml) de 6,8 grados= 10,9 gramos de alcohol.
  •  …

De estos ejemplos podemos sacar la información que según la OMS 1 copa grande de vino al día, es decir, 20,8 gramos de alcohol, es sana porque no supera el consumo máximo recomendado de los 30 gramos para los hombres y en suficientes trabajos supera los 20 gramos para las mujeres.

Ahora bien, según los últimos estudios todo nos indica que con sólo un pequeño vaso de vino de 100 ml/día (10,4 gramos de alcohol) estás aumentando los estrógenos, y esto no es bueno, no es bueno porque ya estarás entre las personas que tienen un mayor riesgo a sufrir enfermedades dependientes de los estrógenos. Los estrógenos te aumentarán entre un 20-26 % y lo podrás comprobar fácilmente porque aumentarás de peso y lo acumularás allí donde los estrógenos, la hormona femenina lo hace. Más grasa en la zona mamaría, caderas y muslos.

Un día tomando el café de cada mañana en el bar donde aprovecho para leer el diario del día, un compañero me comenta: «Xevi a mí beber una copa de vino y una cerveza cada día no me va bien. Me engordo y me siento más cansado. ¿No decían que beber un poco de vino o una cerveza era sano?”

Con una copa pequeña de vino diaria estamos al límite recomendado para mantener la salud hormonal, y por tanto, hay que ser consciente de no sumar al consumo de ese día ninguna cerveza ni ningún otro tipo de bebida.

Se han evaluado los estrógenos en sangre (estrona, estradiol, estriol) y sus metabolitos en orina después del consumo de alcohol o de vino en las diferentes fases del ciclo menstrual y se ha visto como en la fase lútea es mucho más evidente.

El consumo de alcohol diario hace aumentar los estrógenos durante la fase lútea: en un 15,2 % la estrona, 21,6 % el estradiol y 29,1 % el estriol, medidos en orina.

El consumo de alcohol está muy relacionado con los niveles totales de estradiol y de sus metabolitos en orina, pero según el tipo de bebida alcohólica se obtienen unos metabolitos u otros. Los que consumen alcohol tienen más elevados en orina los metabolitos 2-OHEstradiol y 2-OHEstrona.

El vino es diferente de la cerveza y del gintónic

El alcohol puede estar relacionado con un riesgo aumentado del cáncer de mama no sólo por su mecanismo estrogénico  sino también por otros mecanismos nocivos para nuestra salud cómo es la cantidad de acetaldehído que producimos fruto del metabolismo del alcohol. El acetaldehído es un metabolito muy tóxico, impide la absorción de diferentes micronutrientes, crea estrés oxidativo aumentando los niveles de ROS, también afecta negativamente la activación del ácido fólico tan necesaria para la protección del DNA y para eliminar los estrógenos, y además, aumenta la síntesis de ácidos grasos y reduce la oxidación lipídica. Nos engorda, sí.

Los que consumen >15 gramos de alcohol/día tienen niveles de estradiol total un 26 % más altos en comparación con los no bebedores.

Durante la fase lútea (últimos 14 días del ciclo menstrual), las mujeres que consumen más alcohol tienen unos niveles de estradiol en plasma un 27 % más altos respecto a las que no beben.

Durante la fase folicular (primeros 14 días del ciclo menstrual), el consumo de alcohol no se asocia con niveles más elevados de los metabolitos de estrógenos en orina (2-OH Estrona, 16-OH Estrona) cómo sí que sucede en la fase lútea.

Durante la fase lútea, las mujeres que consumen más vino tienen unos niveles de estradiol 17,3 más altos en plasma respecto a las que no beben. Y también tienen mayores niveles de los metabolitos de estrógenos en orina: el estradiol E2  (2-OH Estradiol, 2-Metoxiestradiol), también de la estrona E1(4-OHEstrona, 2-MetoxiEstrona) y del 17-epiestriol derivado del 16-OH Estrona.

El vino aumenta todos los metabolitos de estrógenos totales en orina (de la vía 2, 4 y 16), los que se relacionan como protectores o estrógenos buenos (2-OH) y los que se relacionan como malos o factores de riesgo (4-OH y 16-OH).

Las personas que toman 5 o más copas de vino por semana tienen los niveles de estradiol en plasma un 22 % más altos, y los niveles del metabolito 4-OHE1 y del 2-OHE2 y 2-MetoxiE1/E2 en orina, un 14 % más altos. Los niveles del metabolito 17-epiEstriol del (16-OH) son un 16 % más bajos..

Así pues, el vino aumenta los estrógenos en sangre y, a dosis bajas, puede tener un efecto protector en cuanto a los metabolitos de estrógenos en orina … utilizados para valorar el riesgo a sufrir cáncer de mama, ratio 2-OH:16-OH.

Pero los que consumen mayor cantidad de vino tienen niveles más elevados del 4-OH (metabolito malo, no protector) respecto a los que no beben. Hay que tener en cuenta este efecto negativo del vino.

El vino contiene polifenoles que aumentan el metabolito bueno (2-OH) y reduce el malo (16-OH).

El alcohol te afecta mucho más durante la fase lútia (últimos 14 días de tu ciclo menstrual) según la mayoría de los estudios que han valorado los estrógenos en sangre y en orina de una forma muy detallada dentro del ciclo menstrual femenino.

Si te apetece consumir algo de alcohol porque sencillamente te gusta… mejor beber una copita de vino diaria los primeros 14 días del ciclo, en la fase folicular (va desde el primer sangrado menstrual hasta la ovulación del día 14), que es cuando los niveles de estrógenos ya son de por sí más bajos y así el efecto estrogénico resultante del alcohol no afecta tanto los niveles de estrógenos que tú fabricas.

¿Y si eres un chico?

¡Ah! Si eres un chico femenino con el segundo dedo igual o más largo que el cuarto dedo mirando tu mano derecha (2D>4D) tendrás que ser especialmente cautelóso con el alcohol porque tú ya fabricas muchos estrógenos y no te conviene añadir más leña al fuego.

No es fácil realizar estos estudios respecto al consumo de alcohol porque se suele asociar al tabaco, otros toman café y otros comen más o menos verduras crucíferas…  y todo afecta nuestro metabolismo hepático a la hora de eliminar los estrógenos.

En fin, ¡Chin Chin!

 

Bibliografía

HORM CANC (2016) 7:65–74

Alcohol Consumption and Urinary Estrogens and Estrógeno Metabolites in Premenopausal Women

Terryl J. Hartman & Julia S. Sisti & Susan E. Hankinson & Xia Xu & A. Heather Eliassen & Regina Ziegler

# Springer Science+Business Media New York

Lee YC, Hashibe M (2014)

Tobacco, alcohol, and cancer in low and high income countries.

Ann Glob Health 80:378–383

Food, nutrition, physical activity, and the prevention of cancer: a global perspective.

AICR, Washington

Alcohol consumption and breast cancer risk in theWomen’s

Zhang SM, Lee IM, Manson JE, Cook NR,Willett WC, Buring JE (2007)

Health Study. Am J Epidemiol 165:667–676

Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 23:2943–2953

Alcohol consumption in relation tono plasma sex hormonas, prolactin, and sex hormone-binding globulin in premenopausa women.

Hirko KA, Spiegelman D,WillettWC, Hankinson SE, Eliassen AH  (2014) 

Moderate alcohol intake and menstrual cycle characteristics.

Lyngso J, Toft G, Hoyer BB, Guldbrandsen K, Olsen J, Ramlau-Hansen CH (2014)

Hum Reprod 29:351–358

Comparison of posible carcinogenic estradiol metabolites: effects donde proliferation, apoptosis and metastasis of human breast cancer cells.

Seeger H, Wallwiener D, Kraemer E, Mueck AO (2006)

Maturitas 54:72–77

Comparte este artículo con los tuyos!